Conversatorio “En vivo desde la Guerra del Golfo: A 30 años del conflicto”

A tres décadas de la Guerra del Golfo, Carolina Mardones, decana de la Facultad de Comunicaciones UDD y Alberto Rojas, Director del Observatorio de Asuntos Internacionales de la Universidad Finis Terrae, profundizaron en el contexto, cobertura y consecuencias de este conflicto.

El 02 de agosto de 1990 tropas de Irak, comandadas por Saddam Hussein, invadieron el Estado de Kuwait, zona estratégica del Medio Oriente por su acceso al petróleo. Así se dio inicio a la Guerra del Golfo, primer conflicto televisado en vivo y en directo.

Para analizar y comprender este hecho histórico, el Instituto de Humanidades organizó el conversatorio “En vivo desde la Guerra del Golfo: A 30 años del conflicto”. Los invitados fueron Alberto Rojas, director del Observatorio de Asuntos Internacionales de la Universidad Finis Terrae, periodista de la Universidad Diego Portales y Magíster en Ciencia Política con mención en Relaciones Internacionales de la Pontificia Universidad Católica; y Carolina Mardones, decana de la Facultad de Comunicaciones UDD, periodista de la Pontificia Universidad Católica y Magíster en Humanidades y Pensamiento Científico de la UDD. El encargado de moderar fue Guido Larson, director del Instituto de Humanidades UDD.

De acuerdo explicó Alberto Rojas, a pesar de que el panorama internacional aún se centraba en el fin de la Guerra Fría, el foco mundial cambió hacia Medio Oriente, específicamente en la figura de Saddam Hussein.

Por otro lado, la cobertura fue televisada en vivo. Carolina Mardones explicó que “se sabía mundialmente que los medios de comunicación eran una herramienta clave en el desarrollo de un conflicto bélico, ya que no solo era una estrategia militar, sino que una técnica para lograr la adhesión de la opinión pública”.

De esta forma, cuando la Organización de las Naciones Unidas autorizó el uso de la fuerza, dando inicio a la operación Tormenta del Desierto, los medios se situaron en Bagdad con el permiso del gobierno irakí, ya que para ellos significaba transformar a la televisión en un medio de difusión propagandística para mostrar su visión a occidente.

Con respecto a Saddam Husein, Rojas aseguró que era un mandatario con mucha relevancia en Medio Oriente antes de la guerra. Llegó al poder en 1979 e instauró un régimen completamente dictatorial, con un fuerte culto a la personalidad, y un apoyo civil minoritario que reprimía a la mayoría chiita. No por nada lo llamaban el “Hitler de Medio Oriente”.

En cuanto a la información entregada por los medios de comunicación, Mardones expuso que lamentablemente no fue una cobertura imparcial, pues las imágenes no mostraban el horror y dolor de la guerra, más bien apuntaban a la manipulación del gobierno irakí y los militares. Un claro ejemplo fue el uso de adjetivos: a los bombardeos hechos por Estados Unidos se les refería como “daños colaterales” y a los de Irak como “asesinatos” o “masacres”.

En territorio nacional, Rojas puntualizó que Chile llevaba algunos meses bajo el gobierno de Patricio Aylwin, y en la vuelta a la democracia se intentaba reposicionar al país en el ámbito internacional. El apoyo fue categórico en el uso de la fuerza sólo para liberar a Kuwait.

Finalmente, y tras siete meses, la guerra termina en enero de 1991, derrocando a Husein. Se registran más de 30 mil muertes, además de severas sanciones económicas a Irak, complicando la reintegración del país con el resto del mundo nuevamente.

La charla fue transmitida en paralelo por UDDTV y YouTube Live.

Revisa el conversatorio completo

Sigue nuestras RRSS

Instagram, Facebook y Twitter