Curso “Netflix y Filosofía” contó con alta participación y tras su éxito se realizará un segundo ciclo.

El director del Instituto de Humanidades, Guido Larson, conversó del positivo resultado del curso y de las próximas versiones.

El pasado 22 de abril la revista Forbes informó que la plataforma digital de video Netflix sumó 183 millones de suscriptores que ven películas, series y/o documentales, más en tiempos de Coronavirus. Sin embargo, las temáticas de estos contenidos son profundos, oportunidad que vio el Instituto de Humanidades para analizarlos y generar de estos un espacio de aprendizaje.

Así surgió la primera versión del curso “Netflix y Filosofía”, realizado en marzo y que iba dirigido únicamente a alumnos de la universidad, pero el éxito fue tal que se decidió abrir una nueva versión a mediados de abril también para la Comunidad UDD (Santiago y Concepción).

El curso, que se realiza de forma online debido al COVID-19, consiste en seis sesiones y en cada una se presenta una temática diferente a analizar en base a una película, documental o capítulo de una serie designada. Los tópicos que se presentaron en cada ciclo -el segundo finalizó el 27 de mayo- fueron: muerte, amor, cambio climático, feminismo, tecnología y movimientos sociales; expuestos por múltiples docentes expertos.

“La idea surgió porque nos cuestionamos cómo podíamos acercar la filosofía a las personas que se han mantenido alejadas de esta línea de pensamiento y que a veces causa un poco de rechazo por lo complejo. Quisimos darle una vuelta a cómo, a través de una plataforma de entretenimiento (Netflix), podemos encontrar un montón de temáticas para analizar”, explicó una de las coordinadoras académicas a cargo del proyecto, Catalina Pérez-Brebes, quien junto a Maricarmen Ramos, desde Concepción, gestionaron la elaboración de las clases.

En un principio, el curso solo tenía 20 alumnos con creditaje, pero en el segundo ciclo asistieron más de 100 personas a cada sesión a través de Zoom. Incluso, se está haciendo una tercera versión, para alumnos, donde se han conectado más de 200 en Santiago y 80 en Concepción.

Catalina aseguró que han tenido más de 400 personas hablando de filosofía en clases y que los análisis son fáciles de entender debido a que se utiliza un lenguaje claro. Además, señaló que para los alumnos UDD que cumplan con la asistencia de mínimo cinco clases, más la realización de un ensayo final, al aprobar, pueden convalidar tres créditos de libre disposición.

Uno de los profesores de este curso fue el Director del Instituto de Humanidades, Guido Larson, quien estuvo a cargo de la primera sesión del tema “Muerte” en base a la película “Belleza inesperada”. Afirmó que “la filosofía puede ser una disciplina muy abstracta y compleja dependiendo del filósofo y corriente de pensamiento que se analice; por esa razón, tuvimos que pensar en formas nuevas de acercarla a un público deseoso de ella. Decidimos conectarla con una película, serie o documental de Netflix; que es una plataforma conocida”.

“La experiencia en el curso fue positiva, más allá de que no sea lo mismo realizar una clase virtual ante una presencial. Hay muchas cosas que se pierden y que son sumamente importantes (lenguaje no verbal, discusión fluida, más espacio a la improvisación), pero, aun así, creo que se cumplieron los objetivos del curso y los participantes hicieron preguntas acertadas e interesantes”, agregó Larson.

El Instituto de Humanidades continuará con su curso “Netflix y Filosofía” en agosto, es decir, el segundo semestre, con otras temáticas, pero bajo el mismo nombre, número de sesiones y convalidación.