Conmemoración del fin de la dinastía Romanov en Concepción

A 100 años de la muerte del Zar Nicolás II y de su familia, el Instituto de Humanidades de la Facultad de Gobierno organizó la conferencia “La caída de un imperio: el fin de la dinastía Romanov”, que fue dictada por el profesor Eduardo Andrades Rivas. La actividad contó con 54 asistentes y analizó las luces y sombras de la familia imperial rusa.

El profesor Andrades explicó la llegada al torno de la dinastía Romanov, destacando figuras como la de Pedro I el Grande, quien inició un reinado marcado por la modernización de Rusia. Mencionó también a Alejandro II, iniciador de un ciclo de reformas, entre ellas la liberación de los siervos. Finalmente, Alejandro III fue caracterizado como un Zar más conservador que su padre, pero de gran avanzada en lo científico y económico. Es el iniciador e impulsor del tren transiberiano.

Eduardo Andrades indicó que Alejandro III mantuvo a su heredero, Nicolás II, alejado de la política. Con la muerte prematura de Alejandro, Rusia encuentra a un nuevo Zar de carácter tímido, muy apegado a su familia y con poca formación en la arena política.

También se repasaron aspectos referidos a la vida familiar de los Romanov, así como sus mitos asociados. Por ejemplo, la hemofilia que padecía el Zarévich, que dejó caer a la Zarina bajo la influencia de un aventurero inescrupuloso Gregory Yefimovich Rasputin, quien terminó por destruir el prestigio de los Romanov.

Finalmente, la conferencia se centró en el periplo del Zar Nicolás II y de su familia, luego de la abdicación a la corona hasta la noche del fusilamiento.

Compartir