Primera sesión del seminario “Lutero 1517: a 500 Años de la Reforma Protestante”

El miércoles 8 de noviembre se inauguró el seminario organizado por el Instituto de Humanidades y la Facultad de Economía y Negocios de la Universidad del Desarrollo. La actividad que conmemora los 500 años de la Reforma Protestante, pretende indagar en el impacto histórico, social, económico y filosófico de la Reforma Protestante que encabezó la figura de Lutero. Armando Roa, director del Instituto de Humanidades presentó y agradeció a los destacados invitados por su presencia y recordó la trascendencia de la alianza entre el Instituto de Humanidades y la Facultad de Economía y Negocios, así como la relevancia de la interdisciplinariedad en el que hacer universitario, que se refleja en las actividades que realizan hace tiempo en conjunto.

El distinguido historiador y filósofo Julio Retamal dio inicio al encuentro, hizo un recorrido histórico con el fin de exponer los antecedentes de la Reforma y entender cómo Martín Lutero pudo implementar este movimiento religioso cristiano, en el siglo XVI. Para ello, retrocedió hacia el siglo XIV, época en la cual empezó a desarrollarse la crisis al interior de la Iglesia católica, la cual llevó a un cisma de ésta para dar origen a numerosas iglesias agrupadas bajo la determinación de protestantismo. El profesor Retamal dio una charla muy íntegra, revisando una multitud de acontecimientos y personajes claves que generaron estas separaciones y divergencias en el seno de la Iglesia y en las formas de interpretar la Doctrina católica.

Luego, el obispo Alfred Cooper, profundizó el análisis de la influencia de la Reforma Protestante y centró su charla en el impacto social de ésta. Lo demostró a través de experiencias personales, entregando una mirada testimonial respecto al influjo de la Reforma en la sociedad, tanto a nivel mundial como a nivel de Chile. Inició también un diálogo con Julio Retamal, haciendo referencias a ciertas ideas que había expresado anteriormente, lo que generó una dinámica que tuvo un impacto favorable en la audiencia. El obispo afirmó que obviamente se habían producidos cambios en los hábitos sociales, debido a las varias visiones y a la distintas ideas de los individuos respecto a la manera en que cada uno tenía de ver sus deberes hacia la religión.

Finalmente, Cooper afirmó que según él: “La esencia de la Reforma es el hombre frente a Dios individualmente”, confirmando las palabras de Retamal: “La mística es encontrar a Dios en mi-mismo. Sin mística no hay religión”. Para terminar la actividad, los expositores, perteneciendo respectivamente a distintas ramas de la religión, expresaron el mismo anhelo de unión, que para ellos, permitiría alabar y portar a Dios, al Cristo, a la espiritualidad católica, así como a las Escrituras bíblicas en conjunto y con mayor fuerza.

Compartir