Tercera sesión del ciclo de charlas “El ClanDestino: la guarida del pensar”

Mente y cuerpo: un diálogo entre filosofía y neurociencias

IMG_0286

El miércoles 27 de septiembre se dio la tercera charla del ciclo El ClanDestino presentada por el abogado y doctor en filosofía Alberto Lecaros, especializado en las líneas de investigación tales como la bioética, el bioderecho y la ética ambiental.

El Director del Instituto de Humanidades de la Universidad del Desarrollo, Armando Roa, inició la sesión presentando al profesor Lecaros y afirmando lo fascinante que era el tema que quiso abordar en esta clase. En la ocasión comentó también del ciclo de charla El ClanDestino, el cual existe desde varios años pero, por primera vez este semestre, permite a los estudiantes generar créditos y esencialmente “reflexionar sobre temas de relevancia que ofrecen un complemento indispensable a su aprendizaje y a las formaciones recibidas en sus distintas carreras.”

Alberto Lecaros, empezó la charla haciendo referencia a la primera del ciclo El ClanDestino que dio Óscar Landerretche, Presidente de Codelco: “Ciencias y humanidades: un diálogo necesario” y confirmando que “no existe otra posibilidad que construir un puente entre ciencias y humanidades.” El doctor en filosofía demostró entonces la necesidad, o más bien el deber de generar este diálogo, tanto entre ciencias y humanidades, como entre filosofía y neurociencia.

El profesor explicó que no es un biólogo experto, pero que analizar la mente y el cuerpo y tratar de encontrar los vínculos entre ellos es “aproximarse a la experiencia de la vida” y que iba a hablar de su recorrido, relatando a la primera persona, lo cual según él es la clave de la unión entre neurociencia y fenomenología. Pero antes de analizar el estado actual de la discusión entre mente y cuerpo, Alberto Lecaros presentó la trayectoria histórica de la filosofía occidental sobre este tema, empezando por Platón, pasando por Descartes y Espinoza, entre otros. Si bien es cierto que en el pasado no siempre se afirmaba, y más bien se negaba, la existencia de una relación entre mente y cuerpo, en la segunda parte de su clase, presentó la situación actual, suscitada por la filosofía del siglo XX. Después de haber relatado las distintas etapas por las cuales pasó la ciencia cognitiva antes de llegar a la idea contemporánea, explicó que esta última no separa mente y cuerpo y que la correlación, finalmente, es innegable. Efectivamente, hoy en día se diferencia el cuerpo físico del cuerpo vivido en el cual está instalada la conciencia, es decir la mente. “Somos mente que vive en un cuerpo vivido en el mundo. Es una danza indispensable que configura al ser humano.” El profesor Lecaros agregó que esta circularidad, esta danza continua entre el organismo vivo y el mundo es fundamental, que sujeto y mundo se co-construyen a través de esta relación activa entre mente, cuerpo y mundo. Ilustró esta teoría mostrando dibujos del ilustre artista Esher, en los cuales se reflejan la danza del trío.

IMG_0292

Para concluir su intervención, Alberto Lecaros habló del trabajo de Francisco Varela y su proyecto para una ciencia de la experiencia vivida: “neurofenómenología”, lo cual define como colosal y casi inagotable. Finalmente afirmó, después de dar algunos ejemplos de estudios y experiencias realizadas, que la mente no está en la cabeza sino que en el cuerpo, que somos mente. Opinó también que “todos los problemas que podemos tener están relacionados a la desincronización de la mente y el cuerpo. Tener mente, ósea conciencia, es complicado, hay que trabajarlo y detrás de esta visión, hay una visión tremendamente ética.”

El próximo miércoles 4 de octubre a las 13:00 horas, el filósofo Guido Larson junto al abogado Enrique López seguirán este ciclo con la charla “Fundamentalismo y violencia: dilemas de nuestros tiempos.”

Compartir