Se inicia Seminario "Literatura y Melancolía: la palabra póstuma"

Un análisis sobre el estado melancólico a lo largo de los tiempos inició el Seminario Literatura y Melancolía; con su primera sesión “La estética de la melancolía: de Aristóteles a Cioran”.

Aristóteles fue quien primero trabajó la melancolía de forma sintomática, explicó el director del Instituto de Humanidades, Armando Roa, a cargo de la primera sesión del Seminario. Roa recordó que el gran filósofo griego asoció el carácter melancólico con el estado anímico de la bilis negra; considerada en la Edad Media como el pecado contra la belleza.

Llega el Renacimiento y, de la mano del escritor inglés  Robert Burton, la melancolía gana su sentido estético y la oportunidad de resignificarse. Es cuando el ser melancólico controla la bilis negra, logrando hacerla fecunda. Ello ocurre porque se aprovecha  el Kairós (momento único) para crear. Así lo hicieron grandes artistas, comprobando que la melancolía no significa pasividad, resignación del mundo, explicó Roa. Grandes hombres de Estado también son ejemplo de ello: Napoleón y Winston Churchill, por ejemplo.

En esa época la relación del Hombre con el mundo cambia. La Tierra ya no es el centro del Universo, pues éste ya no es finito. El ser humano pasa a sentirse más libre y, a la vez, experimenta el vértigo de la muerte y de la finitud. En ese sentido, Roa recordó que gran parte de la melancolía en esa época es fruto de una sensación de orfandad, de no tener Patria. “La melancolía es un estado fronterizo entre el Ser y el No Ser, donde nos abarca el estado de finitud e infinitud”, recordó Roa la definición del escritor húngaro Laszlo Foldenyi. Según Roa, la melancolía puede reafirmar el sentido del ser o no. Ser vida o lo contrario. “Como dos placas tectónicas, cuyo movimiento, entre ellas, puede tener una salida transformadora o el hundimiento”.

La próxima sesión del Seminario Literatura y Melancolía estará a cargo del Dr. Jonathan Véliz, psiquiatra y subdirector de la Clínica Psiquiátrica Universitaria de la Universidad de Chile. 

Titulada “Apuntes para una cartografía de la melancolía en medicina”, la segunda exposición contestará preguntas tales como: ¿Qué relación tienen la teoría de los Humores, la visión de Cullen y las nociones actuales de A.P.A. sobre los trastornos del ánimo? Se toma la hebra de la Melancolía. La pregunta es tendenciosa, y el camino deliberado. 

Cuándo: miércoles, 10 de agosto, a las 19 horas.

Dónde:   Campus Las Condes. Sala 204

Más información: http://goo.gl/Vx9XZc

Compartir