Debate sobre el aborto en caso de violación en la UDD

Lidia Casas, del Centro de Derechos Humanos de la UDP y Verónica Hoffmann, de la Fundación Chile Unido, presentaron ante los alumnos sus distintas posturas respecto al tema.

Mientras en Chile se discute la ley de aborto que contempla la causal en caso de violación de la mujer, en la UDD se realizó un interesante debate con representantes de visiones opuestas: Lidia Casas, abogada e investigadora del Centro de Derechos Humanos de la UDP y Verónica Hoffmann, ingeniero comercial y directora ejecutiva de la Fundación Chile Unido.

El encuentro, al que asistieron numerosos alumnos de distintas carreras de la Universidad del Desarrollo, fue organizado por las facultades de Comunicaciones, Derecho, el Instituto de Humanidades y el Observatorio de Bioética y Derecho.

Lidia Casas fue la primera en exponer sus argumentos en relación a la despenalización del aborto en caso de violación. Su tesis, desde el mundo del Derecho, es que “hay ciertas conductas sociales que deben ser fomentadas pero el derecho no puede imponer conductas heroicas. Frente a algunas conductas uno puede estar moralmente obligada pero no obligada por ley”. Y remarcó que “cuando una mujer decide hacerse un aborto siempre la decisión tiene que ser de ella y no impuesta”.

“La maternidad debe ser voluntaria. No hay nada mejor que hijos profundamente queridos y deseados”, argumentó Casas. También se refirió al contexto social que rodea a la mujer violada y embarazada, “la que resuelve su situación con las herramientas que su contexto económico y cultural le permite”. Finalizó su exposición con la siguiente interrogante: “¿Quiere el Estado mantener una situación cruzada por la desigualdad en un país tremendamente desigual?”

Por su parte, Verónica Hoffmann se refirió al trabajo de acompañamiento a las mujeres embarazadas producto de una violación, que realiza la fundación que preside. “Nuestra máxima preocupación es que una mujer no aborte por causa de la presión familiar y la falta de herramientas”. En su opinión, “el aborto no es la solución frente a embarazos vulnerables ya que la mujer se encuentra perturbada emocionalmente”.

“El aborto genera secuelas irreversibles en la salud física y psicológica de la mujer”, explicó Hoffmann. “La mujer que decide abortar no es libre ni autónoma pues está siendo coaccionada por su entorno”, puntualizó.

Sobre la presión social, Lidia Casas profundizó en el paradigma social que hay detrás. “Muchas mujeres van a decidir mantener su embarazo, así como hay presión para que una mujer aborte, también lo hay para que no. Porque detrás está el paradigma de mujer-madre. Hay un guión que obliga a la mujer a pensarse como mujer-madre; quienes piensan en no tener hijos son vistas socialmente como mujeres incompletas”, dijo.

Ambas invitadas debatieron también sobre la vida y los derechos del nonato. “El niño que está por nacer es una preocupación de nuestra fundación. Es un ser en gestación que en forma arbitraria se quiere tomar su vida”, explicó la directora de Chile Unido.

Por su parte, la abogada de la UDP señaló que “Si la pregunta es ¿un feto es persona?, te digo que no. Hay un acuerdo normativo internacional que lo define”.

El debate fue moderado por la decana de la Facultad de Comunicaciones UDD, Carolina Mardones y asistieron alumnos, profesores y autoridades de la universidad, quienes realizaron interesantes preguntas al final del encuentro, valorando que se realicen este tipo de instancias.

Compartir