Alcalde de Londres

Señor Director:

El viernes se informaba en la prensa de la elección de Sadiq Khan como nuevo alcalde de Londres, y se enfatizaba su religión musulmana como rasgo distintivo. En el contexto de una guerra civil como la de Siria, donde organizaciones como el Estado Islámico han tratado de proyectarla como una guerra civilizatoria de “ellos” contra “nosotros”, de “Occidente” contra el “Islam”, y cuando los efectos de la guerra han llevado a que miles de refugiados sean considerados entidades extrañas, sospechosas, personas susceptibles de provocar daño (a pesar de estar escapando de la misma violencia del EI), cabría notar lo inútil que es, a mi juicio, encapsular a las personas en torno a una categoría tan general como son sus creencias religiosas.

VER +

Fuente: El Mercurio.

Compartir