Lo que viene. Innovación: De la ingeniería a la cocina

Un local de comida saludable y una aplicación para compartir apuntes de estudio. La UDD se está llenando de nuevas ideas y herramientas para crear empresas, convirtiendo el sueño de muchos estudiantes en el negocio de su vida.

Pelayo Acondo y su hermana Bárbara

Pelayo Acondo y su hermana Bárbara

Por Francisca Peña

Pelayo Achondo nació en una familia de emprendedores. Sus padres siempre los incentivaron a ser independientes y hoy cinco de sus siete hermanos poseen negocios. Pero la motivación por emprender partió desde mucho antes.

Para enseñar a sus hijos a ser autónomos, sus padres, antes de su gira de estudios, le explicaron que solo costearían la mitad del pasaje, por lo que Achondo debió buscar una manera de financiarlo. Así comenzó con una venta de quesos en su colegio que duró 5 años.

A los 17 años realizó un intercambio a Estados Unidos que, por problemas con su visa, terminó en sólo un día de estudio, pero con una práctica en el área de marketing en la empresa de la familia que lo acogió. La pasantía lo motivó a estudiar Publicidad e Ingeniería Comercial al mismo tiempo.

En segundo año se contactó con su ex jefe de Estados Unidos para realizar una práctica que, luego, se convalidó en la universidad y que costeó con su “empresa” de quesos. Según cuenta Achondo, “el objetivo al viajar al extranjero fue encontrar alguna idea para innovar” y se dio cuenta que hay una gran cadena de locales de comida rápida saludable que en Chile hace falta.

Al volver, se asoció con su hermana que es cocinera y comenzó con el proyecto “Yitos”, que consiste en un pan pita XL que se puede rellenar con carne, pollo y salsa. Se enrolla como un burrito, se acompaña con bebidas saludables y es servido por alumnos de la universidad para que trabajen en su tiempo libre, con los que ya ha participado en la creación de la publicidad del local.

Junto a Carlos Varela como profesor guía, perfeccionó el modelo de su emprendimiento y participó en el programa semestral de aceleración de negocios, UDD Ventures Santiago, para luego presentar su proyecto obteniendo la oportunidad de ser parte de un seminario de Babson College en Boston.

Por ahora, Pelayo Achondo dedica su tiempo completo a agilizar la apertura de su local que está ubicado al costado del Subway del Campus RESB, el cual se espera sea inaugurado a principios de octubre.

La otra ganadora de la beca fue Andrea Aruta, alumna de Concepción que participó con una aplicación que permite a estudiantes compartir fotografías de sus apuntes y, dependiendo de una valorización, poder venderlos a otros alumnos y generar sus propios ingresos.

Según Aruta, “el objetivo del proyecto es crear una red social de apuntes que permita a los estudiantes acceder a material en todo el mundo que, al ser creado por ellos mismos, no tiene derecho de autor”.

En las universidades hay una creciente tendencia al emprendimiento y a la innovación, según el cofundador de Btech y Social Edutainment, Raúl Reeves. Respecto a la UDD, explica que hay un “constante bombardeo de información y oportunidades que hace una diferencia enorme con años anteriores, ya que se transforma en un impulso importante para que sean los jóvenes quienes emprendan”.

El programa en Babson College reúne a 30 emprendedores de su red de universidades en el mundo y realizan, durante dos semanas, clases ligadas a emprendimiento.

 

Compartir