Padre Fernando Montes S.J., profundizó en las aristas de la Reforma Educacional y las universidades privadas

Ante alumnos de Bachillerato UDD y público de la Comunidad Universitaria, el padre Fernando Montes desarrolló diversas perspectivas que se desprenden de la Reforma Educacional que se discute actualmente en Chile.

En el marco del ciclo anual de charlas “Una Ventana al Pensamiento” que organizan los Programas de Bachillerato, el padre Fernando Montes S.J., rector de la Universidad Alberto Hurtado (UAH), mantuvo una interesante y amena conversación con el profesor Enrique López sobre cómo afecta a los alumnos de las universidades privadas y a las mismas instituciones, la Reforma Educacional.

Hoy en día la discusión en torno a la Reforma Educacional que se aprobará en el país, ha situado distintas voces provenientes de universidades públicas y privadas, que buscan dar riqueza a la nueva legislación y aumentar la inclusión para los alumnos que acceden a la educación superior. Esta Reforma “busca cambiar el sistema educativo desde el preescolar a la universidad, siendo un proyecto de locos para ser abarcado en una sola ley”, expresó el rector de la UAH, al explicar la incidencia que tendrá en el panorama formativo nacional. Cuando se refirió a la situación de la educación superior evidenció, respaldado con estudios, que “la mayoría de los estudiantes más vulnerables están fuera de las universidades del Consejo de Rectores” por lo que sería injusto dejar fuera a casas de estudio privadas, a pesar de estar acreditadas. También planteó la importancia de fijar aranceles de referencia realistas que permitan a las universidades funcionar, aclarando que aquellas que pertenecen al CRUCH, al recibir subvenciones de millones de dólares, poseen aranceles más bajos, pero que en muchos casos si las instituciones privadas recibieran estos fondos, podrían disminuir este costo que asume el estudiante.

Ante este panorama el Sacerdote Jesuita Fernando Montes destacó que el país “es mejor si hay distintas visiones que discuten, pero discuten civilizadamente”, y será ese intercambio de ideas el que permitirá dilucidar si la Reforma Educacional mejorará la situación actual de los estudiantes o consolidará las desigualdades que se observan de manera transversal en la educación.

 

Compartir