Es perderse… para encontrarse

“Es tomar riesgos, cruzar el río, asumir la responsabilidad de nuestras decisiones y caminar con pasos seguros”

Annie columnaPor Annie Bergstein B. Estudiante de Psicología. Abril ,2015. 

Ser joven es… vivir sin la certeza de que exista un mañana, como una especie de saltar sin mirar. Para algunos, es invertir tiempo, dar pasos seguros y aprender incluso de lo que pareciera ser más absurdo. Lanzarse al vacío con los ojos cerrados entregándose a la vida. Es confiar más en los propios pies que en el suelo que se está pisando. Es bailar sin una coreografía determinada, de diversas formas y con diferentes ritmos durante un mismo día. Es esperar a que con el sólo hecho de que salga la luna, podamos sentir que viene un nuevo comienzo. Es experimentar que abres tus ojos, tu cabeza y tu mente al mundo… es vivir un sueño, tanto despierto como dormido; es ser dueños del presente, luchar con el pasado y desafiar al futuro. Es cometer errores, aprender de ellos, levantarse y respirar porque quizás, tal vez, aún quede tiempo. Es buscar con sed y hambre insaciable en lo más profundo a nuestro ser, y dar la vida para lanzarnos a conquistar el destino. Es jamás sacrificar la vocación por sobre el qué dirán. En algunos casos, incluso es tener el valor de probar todo el tiempo cosas nuevas, de llegar a la explotación máxima de la acción social, probarnos constantemente, aceptar nuestras sombras y vernos a nosotros mismos en los escenarios más impensados y sorprendentes. Es también para muchos, estar dispuestos a hipotecar la propia vida, para ver próximamente la plena y máxima realización técnica o profesional en unos años. Es abrir nuevos caminos, luchar de frente con los miedos y seguir al instinto. Es asumir riesgos, cruzar el río, asumir la responsabilidad de nuestras de-cisiones y caminar con pasos seguros. Ser joven es levantarse cada mañana con un espíritu indomable y curio- so, que pretende conocer lo que aún no se conoce, y lograr sacar de lo que ya se aprendió nuevas perspectivas. Es caminar, avanzar, respirar. Es alegría, tristeza, terquedad, humildad, fe, ímpetu, búsqueda, generosidad, carácter, curiosidad, libertad, pasión, ideal, amor, búsqueda de consecuencia y acción.

 

Compartir